sábado, 6 de junio de 2009

Ex presidente de Ecuador dice que "no quiere una Venezuela" en su país

El ex mandatario Gustavo Noboa afirmó el viernes que la “revolución ciudadana” queimpulsa el presidente Rafael Correa está siendo traicionada por “comunistas enquistados en el gobierno” y acotó: “no quiero un Venezuela para Ecuador”.

Noboa, de tendencia centrista, como vicepresidente del país debió asumir el mando entre el 2000 y el 2002 para completar el período del democristiano Jamil Mahuad, derrocado por una rebelión de indígenas y militares.

En declaraciones a la red de televisión Teleamazonas, Noboa dijo que “‘la revolución ciudadana’ está siendo traicionada por los comunistas enquistados en el gobierno que, abusando de la buena fe de Rafael Correa, quieren imitar a (el presidente venezolano Hugo) Chávez”.

“Los ecuatorianos no somos comunistas, ni de extrema izquierda, una extrema izquierda trasnochada que se quiere tomar este país y está queriendo utilizar a Rafael Correa y traicionar la revolución ciudadana, por tanto pido al presidente que rectifique”, afirmó.

Noboa aseveró que “el presidente está secuestrado por una camarilla comunista … por un grupo, que quiere llevar a Ecuador hacia Cuba, hacia Nicaragua, que quiere ponernos en el ALBA (Alternativa Bolivariana para las Américas) en lugar de la OEA (Organización de los Estados Americanos)”.

Afirmó que “no quiero un Venezuela para Ecuador. Respetando a Venezuela y al pueblo venezolano, como lo respeto, no quiero que nuestras fuerzas armadas se conviertan en brigadas rojas … no quiero que las fuerzas navales … se pongan una gorra roja y se conviertan en fuerzas navales bolivarianas, quiero fuerzas armadas independientes en este país”. Acerca de Correa expresó que “ha dicho … que es un católico practicante, así lo he conocido desde muchacho. Para mi está mal rodeado y tiene que sacudirse de todos estos que hablan con gran cinismo en este país en contra de los periodistas”.

Correa, que se define como cristiano de izquierda, asumió el mando en enero del 2007, y en elecciones adelantadas en abril pasado fue reelegido para continuar en el poder hasta el 2013.