miércoles, 12 de noviembre de 2008

falsa edición de The New York Times anuncia en portada el fin de la guerra en Irak

Una edición especial de The New York Times con el titular en portada de "Acaba la guerra de Irak" y otras noticias como la creación de un nuevo modelo de "economía sana" o el procesamiento de George W. Bush por alta traición llegó hoy a las calles de Nueva York para desconcierto de los viandantes. Tras observar detenidamente la portada uno se da cuenta de que la fecha de publicación es el 4 de julio del 2009 y que el lema del diario no es el habitual "Todas las noticias que merecen ser impresas", sino "Todas las noticias que deseamos imprimir". Esperanzadoras noticias Se trata de una edición promovida por organizaciones que nada tienen que ver con el diario, pero que han imitado a la perfección la tipografía del periódico impreso e incluso su página web, al tiempo que han incluido publicidad falsa de petroleras y firmas armamentísticas en las que anuncian sus buenos propósitos. Un portavoz del verdadero diario confirmó que se trata de una edición falsa y se limitó a apuntar: "estamos en el proceso de descubrir algo más al respecto". En todo el periódico, promovido por decenas de organizaciones progresistas, se pueden leer esperanzadoras noticias como que la guerra de Irak ha terminado y que las tropas estadounidenses vuelven a casa, para dejar en manos de cascos azules de la ONU las labores de mantenimiento de la paz y reconstrucción de ese país y de Afganistán. Otra información de esta utópica y liberal edición detalla el proceso de nacionalización de la mayor petrolera del mundo, ExxonMobil, entre otras, para crear con sus beneficios un fondo que financie iniciativas para estudiar y combatir el cambio climático. Cierre de Guantánamo En la sección de internacional también se habla del cierre de la prisión de Guantánamo y de otras instalaciones secretas de la CIA, así como de la celebración del fin de las hostilidades por parte de "dos millones de iraquíes exiliados y tres millones de refugiados internos, que empiezan a planificar su vuelta a casa". Además, el falso diario publica las disculpas de la "ex secretaria de Estado" Condoleezza Rice por defender que Sadam Husein tenía armas de destrucción masiva sabiendo que era mentira, y se da la noticia de que George W. Bush afronta cargos por alta traición y falsificación documental para justificar la guerra.