miércoles, 7 de enero de 2009

Niño de 6 años toma el automóvil y maneja 16 km para ir a la escuela

“Los niños hoy, no son sorprendentes, son genios sorpresivos” (Abel Desestress)

Un niño de 6 años que perdió el autobús escolar tomó prestado el automóvil de sus padres y manejó 16 km para ir a la escuela antes de sufrir un accidente, que no dejó heridos, indicó la policía estadounidense el miércoles.“Es más que un milagro, es una sucesión de milagros, que nadie haya resultado herido”, indicó a AFP el sheriff del condado de Northumberland en el estado de Virginia (este), Chuck Wilkins. El pequeño, que vive en Wicomico Church, perdió el autobús escolar el lunes por la mañana porque su madre no se despertó a tiempo y su padre partió temprano a su lugar de trabajo.“La madre no se había levantado, el niño perdió el autobús, se puso furioso, tomó las llaves y condujo el coche para ir a la escuela”, explicó el sheriff. Tras sobrepasar varios vehículos, cruzar un puente y dos intersecciones y rodar a una velocidad “bastante por encima del límite, que es de 88 km/h”, el niño terminó su periplo contra un poste de luz. El Ford Taurus de la familia quedó “fuertemente dañado”, pero no hubo heridos. El niño, que fue llevado al hospital con heridas leves, indicó más tarde que había aprendido a conducir con los videojuegos. “Es probable que haya conducido de pie y no llevaba puesto el cinturón de seguridad”, indicó a AFP el sargento Tom Cunningham de la policía de Virginia. “Quería absolutamente ir a la escuela, incluso después del accidente”, dijo el policía. El niño no quería perderse el desayuno escolar ni la clase de gimnasia. Los padres fueron inculpados por “poner en peligro a un niño”. La mujer estaba todavía en prisión el miércoles, mientras que el padre -que por una decisión judicial no debía dejar a los hijos solos con la madre- fue liberado tras pagar una fianza de 5.000 dólares.